¿Cómo reconocer si una planta de marihuana es macho?

¿Sabías que la planta de marihuana se clasifica en macho, hembra y hermafrodita? Sí, y cada una de ellas tiene sus propias características que la diferencian de las otras. Si no sabes de qué estamos hablando o quieres informarte un poco más, ¡Sigue leyendo!

Qué es la planta de marihuana

La planta de marihuana es una planta dioica o unisexual. Eso significa que produce flores masculinas y femeninas en plantas distintas, pero también puede producir plantas que sean de ambos sexos, a las que denominamos hermafroditas. A la planta que produce flores masculinas se llama planta macho y a la que produce flores femeninas se llama planta hembra.

 

Cuando las plantas de marihuana machos florecen, nos ofrecen una especie de campanillas agrupadas en panículas que cuelgan hacia abajo y se abren y sueltan su polen. En cambio, las plantas hembras ofrecen unos cálices en forma de lágrima de donde salen dos pelitos de color blanco conocidos como pistilos. Estos se agrupan y forman lo que se conoce como cogollo.

Cómo es una planta de marihuana macho

La planta de marihuana macho ‌es la que produce flores masculinas que, como ya hemos dicho, ‌parecen‌ ‌pequeñas‌ ‌bolas. Por lo general, estas pequeñas bolitas aparecen ‌alrededor‌ de las ‌semanas ‌3-4 ‌de‌ la semilla. ‌Sin embargo, en realidad estos saquitos son polen que contienen granos de polen en su interior.  Una planta macho no es capaz de producir cogollos, pero son los encargados de polinizar a las hembras. Como resultado, aparecen más semillas, menos cogollos y más pequeños.

 

Las preflores de la planta de marihuana macho acostumbran a desarrollarse primero y de manera muy rápida. Cuando los saquitos de polen se han abierto, es posible que empiecen a polinizar la mayoría de plantas a 5 kilómetros que la rodean. Si lo que quieres es producir semillas o polen en un ambiente controlado, entonces debes tener una planta de marihuana macho. Si no es lo que quieres, entonces te recomendamos que las elimines de tu cultivo.

 

Otros signos, aún tempranos, de plantas macho pueden ser:

 

  • Por lo general, son más altas que las plantas hembra
  • Por lo general, son menos tupidas que las plantas hembra

 

Las preflores empiezan a crecer donde las ramas se unen con los tallos. Por lo general, en la parte superior de la planta. Como hemos dicho, pueden aparecer a partir de las 3 o 4 semanas desde la germinación, cuando la planta ya tiene 5 o 6 entrenudos. Recuerda que sus preflores son pequeñas bolitas, a veces incluso se les llama plátanos. Poco a poco van formando racimos de flores masculinas.

 

Hay veces que no sabemos qué semilla hemos cultivado. Para ello es ideal establecer recordatorios para ir revisando la evolución de la planta cuando llegue su momento. Acuérdate que con solamente una planta de marihuana macho, puede polinizar todas tus plantas hembras y arruinar las posibilidades de cosechar cogollos, pues solamente dejarán semillas que pueden producir, o no, plantas hembras.

 

Ahora que ya sabes cómo diferenciar una planta macho de las demás, solamente hace falta que te fijes con los trucos que te hemos contado. Si eres de los que tiene una planta y aún así no te hemos resuelto las dudas, espera una semana más para que la planta desarrolle más preflores y ¡vuelve a pasar por aquí!

Cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros.

Compártelo
Quizás te interese…
Curiosidades de la marihuana

Curiosidades de la marihuana en la antigüedad Es la planta más antigua que ha sido cultivada por el ser humano, al menos de la que se tenga conocimiento. Se han encontrado restos arqueológicos que se remontan hasta el año 6.000 A.C, donde se apreciaba en vasijas de…

Leer más